Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
El Semanal
Miércoles, 17 de julio de 2019
Hoy en el Palacio de Fuensalida

García-Page y los agentes económicos y sociales firman un pacto que pretende convertir a C-LM en la primera comunidad en paz social

Guardar en Mis Noticias.

El documento que hoy se ha suscrito supone también "una mayor garantía" de la creación de 100.000 puestos de trabajo para esta legislatura, y servirá para consolidar los servicios públicos como sanidad, educación y servicios sociales. El jefe del Ejecutivo autonómico ha avanzado que se reunirá con el presidente del PP y con la portavoz de Ciudadanos, Francisco Núñez y Carmen Picazo, respectivamente, los días 4 y 6 de septiembre.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y los agentes económicos y sociales de la región han suscrito este miércoles el Pacto por el Crecimiento y la Convergencia Económica de Castilla-La Mancha 2019-2023, un documento que supone la "hoja de ruta" para toda la legislatura "y que nos compromete a no inventar". Igualmente, supondrá el pilar fundamental para que la región se convierta en la "primera comunidad en paz social".

 

De esta forma lo ha avanzado García-Page tras rubricar este documento con el secretario general de la UGT, Carlos Pedrosa Serrano; el secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, Francisco de la Rosa; y el presidente de CECAM, Ángel Nicolás; en un acto que ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida, en Toledo, y del que también ha participado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

 

"Me interesa que se cultive la paz social, el clima que significa que existe voluntad de entendimiento, pero buscamos también paz fiscal", ha garantizado el presidente. Por ello, se ha mostrado dispuesto a fijar un calendario "con pautas de consenso que nos permitan trabajar con la variable fiscal definida, que sepamos que aquí no habrá caprichos fiscales ni grandes bandazos".

 

Asimismo, el presidente ha planteado la posibilidad de llevar a cabo una reducción fiscal "claramente orientada" para aquellas zonas de la región más afectadas por el despoblamiento que necesiten una mayor estimulación económica.

 

Este "marco de entendimiento" con empresarios y sindicatos, ha proseguido García-Page, va a garantizar por tanto paz social y económica, "el principal activo para cualquier empresa que quiera venir a la región o que quiera crecer".

 

Pero además, el documento que hoy se ha suscrito supone también "una mayor garantía" de la anunciada creación de 100.000 puestos de trabajo para esta legislatura, y servirá para consolidar los servicios públicos como sanidad, educación y servicios sociales, "porque no es solo un objetivo del Gobierno, sino a compartir entre todos". Por último, García-Page ha anunciado que la segunda edición del Plan Financia Adelante dará comienzo antes de que finalice este año.

 

Regular por ley el diálogo social

 

En otro orden de cosas, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego se ha mostrado partidario de regular por ley el diálogo social para que esté garantizado independientemente de quien gobierne, lo que se desarrollará en los próximos meses de la mano del vicepresidente regional, José Luís Martínez Guijarro.

 

Por su parte, Ángel Nicolás ha tenido palabras de reconocimiento al Gobierno regional por impulsar este pacto que se basa en el diálogo entre empresarios y trabajadores y ha asegurado que "si no hay acuerdo, no hay progreso". Asimismo, ha asegurado que los pasos que se dan en Castilla-La Mancha en este sentido, no son así en todo el país, ni en todas las comunidades autónomas, "y eso lleva mucho trabajo detrás", ha añadido.

 

El secretario general de UGT en Castilla-La Mancha, Carlos Pedrosa, ha aplaudido también la iniciativa del Ejecutivo autonómico con este nuevo Pacto, que ha ejercido de coordinador en la gestión y aplicación del diálogo social que "enriquece a la sociedad civil de Castilla-La Macha".

 

Del mismo modo y en la línea del presidente de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha, ha destacado las capacidades de los sindicatos de clase de la región y de la patronal para conseguir una paz social que no es así en otras regiones.

 

Desde CCOO, su responsable regional, Francisco de la Rosa, que también ha reconocido el trabajo de la Administración regional para llegar a este punto, ha recordado el arduo trabajo que se tuvo que llevar a cabo en la anterior legislatura para recuperar niveles económicos y sociales perdidos. A partir de hoy, ha dicho, "quiero plantear salarios y trabajos dignos para trabajadores y trabajar juntos a brazo partido".

 

Una normalidad que debe extenderse a todos los ámbitos

 

De otro lado, García-Page ha puesto en valor el clima de diálogo que existe en la región y su normalidad a lo largo de la pasada legislatura, y ha considerado que debe extenderse a todos los ámbitos.

 

Así, ha avanzado que se reunirá con el presidente del PP y con la portavoz de Ciudadanos, Francisco Núñez y Carmen Picazo, respectivamente, los días 4 y 6 de septiembre, "con la finalidad de empezar el escenario político con posibles acuerdos. Es valorable la normalidad buena, la que tiene que ver con que las instituciones funcionen", ha valorado.

 

En otro orden de cosas, ha anunciado que el próximo martes, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a presentar otro recurso al trasvase que se aprobó para el mes de marzo, "una estrategia que no vamos a dejar hasta que no haya motivos para ello".

 

El Semanal de la Mancha • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress